(Pueden encontrarse instrucciones y ayuda para la edición aquí )

Ayer

Una de las calles con más historia (o al menos con más nombres) de Ubrique.
Ha sido conocida como calle Alcantarilla , (ya existía en 1823[1] ) calle Botica, calle Sagasta,calle Santiago Rodríguez Piñero, (desde abril de 1931) calle Manuel Azaña (nombre decidido por el Frente Popular en 1936), calle José Antonio Primo de Rivera o por su nombre actual, Botica, que le viene dado por la farmacia que la familia Sánchez de Medina ha tenido en el número 15 de esta calle durante generaciones hasta febrero de 2015. Probablemente fue en el arranque de esta calle, en la esquina con el callejón de Janeiro, donde fue asesinado el alcalde de Ubrique Cristóbal Toro Orellana el 11 de marzo de 1871. En 1935 se dio la circunstancia de que vivieron allí dos alcaldes: el de Ubrique Manuel Arenas Guerrero (que lo fue en 1936) y Amador Mora Rojas, suspendido como primer regidor en Tarifa en aquella época pero que volvió a ser alcalde al año siguiente. En el número 17 de la calle Botica existió, desde principios de siglo hasta finales de los sesenta, una firma de marroquinería llamada "Manufacturas Victoria", la firma era de tres socios: Manuel León, Sebastián Castro García, Casiano López y Antonio Domínguez Angulo. El local estaba junto a la farmacia, y justo enfrente del sindicato, en la que después fue la casa de los hermanos Bohórquez Santos. Puede decirse que hubo una época en la que esta calle fue la mas completa en cuanto a fábricas, comercio y servicios. Además del sindicato y la fábrica ya mencionada, existían dos fábricas mas, la de Castro y la de Piñero, una sastrería, un almacén de curtidos, dos panaderías (una de ellas con el horno instalado), un odontólogo, un médico, un ATS, una pensión, una tienda de regalos, un otorrino (que cada domingo llegaba desde Sevilla para pasar consulta), un bar-cafetería, dos tiendas de tejidos, un taller de prendas de lana, una administración de loterías, una óptica-relojería, una platería, dos tiendas de alimentación (Una de ellas, la de Amalia Alvarez (conocida cariñosamente como "La Facana"), famosa por los productos que ella misma elaboraba, como por ejemplo las tortitas de manteca blanca (también llamadas "de Morón"), carne de membrillo, magdalenas, gañotes....Y lo que le dio el nombre popular, y hoy oficial, a la calle: Una Botica.

Hoy

El actual nombre de la calle lo debe a la farmacia que ha existido en la calle desde el siglo XIX y que ha desparecido, después de décadas prestando servicio, en febrero de 2015.

Mañana

Se trata de una calle tranquila, con poco tráfico y sin movimiento comercial. Solo se mantiene una pequeña petaquería y el comercio de Vicente Romero, que tiene una entrada por esta calle.

Botica 2345.png
Fotografía de Manuel Cabello



Datos

Longitud:

120 metros aproximadamente.

Localización

Está en el casco antiguo del pueblo.

Números


Tráfico

Actualmente, y por suerte para todos los vecinos, la calle Botica solo tiene circulación en un sentido, desde la Plaza hacia la Trinidad, y afortunadamente desde 2014 no está permitido aparcar sobre las aceras de las calles.

Conexiones

Comienza en la Plaza, tras la salida de la calle del Agua, la primera perpendicular es el callejón de Janeiro, más adelante la calle Fuentezuela a la izquierda y la calle Prim a la derecha, y justo al llegar a la plaza de la Trinidad, y a la derecha, está la calle de Los Solanos, rotulada también con el nombre de José María Pemán.

Imágenes


(foto o vídeo)
esta es.jpg
Fotografía de Benjamín Castellano





Referencias


  1. ^


    Archivo Municipal de Ubrique