(Pueden encontrarse instrucciones y ayuda para la edición aquí )

Ayer

La avenida de la Diputación recibe este nombre en homenaje a la Diputación provincial de Cádiz, institución que en los años de la expansión demográfica y urbanística de Ubrique (50-60-70) prestó apoyo técnico y financiero a la localidad. Este homenaje no solo se materializó en el nombre de esta vía, sino también dando una calle a Fernando Portillo, que fue presidente de la Corporación provincial entre 1967 y 1969, y nombrando el campo de fútbol "Antonio Barbadillo", que fue el sucesor de aquel.[1]


Es probable que anteriormente la calle fuese llamada "carretera de la Diputación", ya que esta vía, que existía antes de la urbanización de la zona, como lo prueba la existencia ahí del viejo puente de Carlos III, conduce a la carretera CA-P-5223 de la cola del pantano de Los Hurones y los pagos de Cardela y Mulera, vías que son o fueron gestionadas por la institución provincial.

El antiguo puente de Carlos III parece que lo proyectó el arquitecto de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid) Francisco Quintillán Lois, quien también es el posible autor del Ayuntamiento de Ubrique y la cárcel[2] .


A este precioso puente se le ha achacado en alguna ocasión ser el responsable de los tapones que se forman en la zona durante las riadas, aunque esa acusación es espuria, según han declarado en alguna ocasión los bomberos, siendo en realidad el puente nuevo, que se construyó con luz insuficiente, el responsable. Así que afortunadamente, este puente de Carlos III que consignamos en el ayer de la calle podemos incluirlo también en el hoy.


No es el caso, lamentablemente, de la antigua plaza de toros, demolida por intereses urbanísticos en 2003 con la anuencia de autoridades municipales de más de un color político, con la supuesta intención de construir bloques de pisos que aún brillan por su ausencia en un feo solar cuyo desolación no logran conjurar los circos y cacharritos de feria que contrata periódicamente el promotor del derribo de la plaza para regalar al pueblo. Patéticamente, en la base de datos de patrimonio de Andalucía la plaza de toros aún se considera existente y un elemento patrimonial a proteger (!)[3] .

Hoy

La calle se inicia donde muere la del Ingeniero Juan Romero Carrasco y termina aproximadamente a la altura de las instalaciones de la piscina municipal, punto donde se inicia el semirrural camino de Fátima. Es decir, llega hasta las afueras de Ubrique (por el suroeste).

Su recorrido tiene la forma aproximada de un bumerán asimétrico, con un brazo de 170 metros y otro de 330 (500 metros es la longitud total), experimentando el cambio de orientación en la plaza de la Estrella.

En el brazo más corto la calle va descendiendo de cota hasta salvar el río Ubrique mediante ese puente mencionado cuyos pilares han tenido que ser retocados para que no se atasquen objetos en las riadas (grandes piedras, troncos de árboles, enseres...), ya que en esos casos el agua se remansa y llega a inundar las casas más bajas del pueblo, que están precisamente en esta zona.

A esta altura en la orilla izquierda del río, encontramos el solar que solo habita el fantasma de la antigua plaza de toros. Nada más cruzar el puente, en la orilla derecha del río, nos encontramos una de las fuentes del casco urbano de Ubrique (en esta calle, más arriba, también había un bonito abrevadero, pero fue clausurado). Al lado, el edificio de la empresa que limpia las calles de Ubrique y la sede del Centro Ocupacional El Curtido, entidad que presta un gran servicio asistencial a discapacitados en la localidad.

Junto al puente nuevo se encuentra, resistiendo el tiempo muy dignamente, el de Carlos III, usado solo por peatones.

Pasada la plaza de la Estrella (que en realidad es glorieta, aunque frente a ella hay realmente una placita), la calle experimenta un quiebro e inicia su tramo más largo siguiendo la dirección del cauce, aunque a cierta distancia y cota superior, para llegar a la piscina municipal, equipamiento terminado a principios de la década de 1970 y que quizá sea el más completo y atractivo de toda la Sierra de Cádiz, poseyendo piscinas, pistas de varios deportes, restaurante y zonas verdes, todo en un paraje realmente bello, con la Sierra de Ubrique presidiendo, al fondo, y el río de Ubrique al pie, que se descuelga aquí en pequeños saltos en su viaje hacia el enriadero y el embalse de Los Hurones.

Frente a la piscina se encuentra la plaza de las Palmeras, que es una simple explanación con líneas de palmeras que se usa o ha usado para actividades sociales (feria, conciertos...). Está a un nivel superior al de la calle, lo que permite que en sus bajos se hayan construido dependencias públicas, como la que ocupa la sede de la asociación de vecinos del barrio.

Más allá de la piscina empieza el campo, aunque siguen existiendo algunas casas más o menos juntas o diseminadas y, no muy lejos, el antiguo matadero municipal. Un carril próximo lleva, bordeando el río, al nuevo núcleo satélite de Ubrique, enclavado al sur de la población principal.

La avenida de la Diputación esta semiarbolada. No hay grandes bloques, sino más bien edificios pequeños (dos y tres plantas) unifamiliares o de pocas familias. Las aceras son irregulares, ya que en algunos tramos se han construido plazas de aparcamientos. Hay zonas en que las aceras salen excesivamente hacia la calzada, dejando esta muy estrecha, y otras en que apenas hay acerado y los coches taponan algunas entradas de viviendas.

Una de las peculiaridades de esta calle es que permite acceder a las principales zonas deportivas de la localidad, como son el polideportivo y sus campos de deporte exteriores y la piscina y sus canchas.

Mañana

La calle cuenta con un gran solar privado que probablemente un día sea edificado.

Por otra parte, la calle es susceptible de ver incrementado su arbolado en los lugares en que carece de él. Por ejemplo, a la altura de la plaza de las Palmeras.

En el futuro esta calle podría tener conexión rodada con el barrio satélite de Ubrique, al Sur.

Diputación 3232.jpg
Fotografía de Manuel Cabello



Algunos datos

  • Situación: Suroeste de Ubrique.
  • Orientación: Al principio, aprox. ENE-OSO, perpendicular al al río Ubrique; cuando lo cruza se reorienta en la dirección del cauce (aprox. NNE-SSO)
  • Relieve: Se inicia en pendiente descendente hasta el río, después hay un tramo llano que paulatinamente va subiendo ligeramente hasta el final de la calle; punto donde comienza la fuerte bajada de Camino de Fátima.
  • Longitud: 500 metros aproximadamente.
  • Anchura: Unos 10-11 m. en el primer tramo y unos 7 en el segundo (el más largo).
  • Alturas: Los edificios son de 2 y 3 plantas.
  • Numeración: Aprox. 1-105, 2-54.
  • Conexiones: Por el E, con la calle Ingeniero Juan Romero Carrasco y la avenida de Cortes; por el N con la avenida de España y el paseo del Prado; por el S, peatonalmente, con el nuevo Ubrique. Constituye uno de los accesos al polideportivo municipal.
  • Edificios y servicios: Compañía de limpieza, piscina municipal.
  • Tráfico: en el primer tramo, tráfico en los dos sentidos; en el segundo tramo, un solo sentido al principio (hacia la piscina) y doble al final. .

avenida de la diputación ubrique 20150513.jpg

Imágenes

avenida de la diputación ubrique_1_ 20150513.jpg
Solar donde mora el fantasma de la antigua plaza de toros, demolida de mala manera un domingo a las cinco de la tarde (Google Maps)



plaza-de-toros-ubrique-demolida.jpg
puente carlos III ubrique 20150515.jpg
Puente de Carlos III, sobre el río Ubrique, probable obra de Francisco Quintillán Lois (Foto: Manuel Cabello)




Referencias


  1. ^ http://loscallejones5u.blogspot.com.es/2015/05/intervenciones-de-la-diputacion.html
  2. ^ http://loscallejones5u.blogspot.com.es/2010/01/el-arquitecto-francisco-quintillan-lois.html
  3. ^ http://loscallejones5u.blogspot.com.es/2015/04/patrimonio-inmueble-de-ubrique-segun-la_54.html