(Pueden encontrarse instrucciones y ayuda para la edición aquí )

Ayer

Conocida popularmente como "la carretera Nueva", esta avenida está dedicada al grazalemeño Juan de la Rosa Mateos (1912-1984), que fue uno de los principales directores generales del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Ronda, entidad que colaboró en la construcción de los "pisos de la carretera Nueva", una serie de bloques construidos en los años setenta. La etapa de De la Rosa al frente de este banco fue pródiga en obras sociales en muchos municipios que, en agradecimiento, le han dado calles (Ronda, Estepona, Benaoján, Manilva, Grazalema, Torremolinos, Marbella...).


carretera nueva años 60_20150515.jpg


En realidad, la avenida Juan de la Rosa es parte de lo que fue la "carretera Nueva", buena parte de la cual, tal como era en los años 1960, se aprecia muy bien en el cuarto inferior derecho de la imagen anterior (ahora está urbanizada toda la zona verde central de la imagen). Pero la carretera Nueva era también la calle Miguel Reguera, que entronca con Juan de la Rosa, si tenemos en cuenta la descripción que hace Fray Sebastián en su Historia de la Villa de Ubrique de esta carretera, que se construyó en torno a 1939:

Puente Arroyo Seco fray sebastián.jpg"Los ingenieros trazaron el ramal de la carretera, partiendo de la Alameda, yéndose por el límite de las huertas, hasta salir al Benalfí, con lo que se dotaba a Ubrique de una avenida de singular belleza, donde se construirá una serie de chalets, dando vista al pueblo y a la sierra, y permitiendo la entrada de vehículos por el norte de la población. A la entrada de esta fue modificado y reforzado el antiguo puente del Arroyo Seco [izqda.], rebajado el nivel y construido un costoso muro de contención por detrás del convento de capuchinos, elevada la rasante del puente del Nacimiento o Rodezno hasta cegar los arcos del acueducto y suprimir la doble cuesta, a entrar por las calles de San Francisco..."

En esta calle se encuentra una de las fuentes más bonitas de Ubrique, la de los Nueve Caños, construida sobre el nacimiento de Benalfí en 1723. En 1937-38, en plena guerra civil, dentro de lo que se llamó la "Obra Nacional" del régimen franquista, y por deseo expreso del auditor de Guerra Francisco Bohórquez Vecina, que era de Ubrique, se construyó a escasos metros una estación para captar las aguas del manantial e impulsarlas hasta otra estación próxima (calle San Francisco) en la que se unen a las aguas de otro manantial (Cornicabra) para ser elevadas a un depósito distribuidor.

No son estas las únicas instalaciones de servicios públicos que hay en la avenida Juan de la Rosa. Allí también se estableció la Compañía Eléctrica de la Sierra, primera empresa que suministró electricidad a Ubrique, a partir de la década de 1910.


Hoy

La avenida Juan de la Rosa sigue una dirección más o menos fija, pero con sinuosidades que alternan a derecha e izquierda. Es relativamente llana en todo su recorrido de 400 metros, manteniéndose en una cota bastante superior a la del valle de Ubrique donde se asientan todos los barrios nuevos.

Arranca a la altura del convento de Capuchinos (parte trasera de este edificio), en el punto donde termina la calle Miguel Reguera y empieza también el camino de Benaocaz (que acaba desembocando en la calzada peatonal que conduce a esa población). Pronto cruza el Arroyo Seco (uno de los cauces que forman el río Ubrique) pasando un puente que se construyó aproximadamente en 1939 para sustituir al antiguo.

Unos metros más adelante está la fuente de los Nueve Caños, que siempre tiene agua del nacimiento del Benalfí y cuyo exceso pasa bajo la calle y se vierte directamente al río formando un bonito chorro en un rincón de gran verdor en el que se ha construido un edificio con una estructura de acceso muy peculiar para salvar un fuerte desnivel. En general, todo este paraje es muy bello, abundando la vegetación y el frescor. Es un rincón que se presta, en invierno, a contemplar cómo bajan tempestuosas las aguas del río por el lado del puente en que el cauce, en fuerte pendiente, es artificial, o cómo se estrellan contra las rocas y espumean al otro lado, donde el cauce aún es natural y la vegetación de ribera crece formando un túnel. los alrededores de la estación de aguas serían un buen lugar para el descanso, pero suelen estar descuidados.

Por la derecha nace la Calzada, una calle de fuerte pendiente que remonta el hoyo en el que se halla Ubrique y que era la vía de acceso antigua; unos metros más adelante, por la izquierda, surge otra calle no menos empinada (Manuel de Falla) que baja al valle.

Si se continúa, la acera izquierda está jalonada de esos "chalets" (varios con terrazas ajardinadas) de los que habla Fray Sebastián, con muy buenas vistas a la depresión donde se asientan el pueblo moderno de Ubrique, y a la derecha se enclavan los bloques de pisos sociales de la Caja de Ahorros de Ronda, de estética con sabor a los años 1970. Ambos tipos de construcciones, las de la izquierda y las de la derecha, se adaptan a las correspondientes fuertes laderas que existen a lo largo de buena parte de esta avenida. Algunas de estas laderas se han mantenido como zonas verdes, lo que da aún más sensación de amplitud y descongestión a esta calle.

Cuando se está llegando a los dos tercios del recorrido de esta vía, a la altura de un extremo del parque Rafael Alberti surge a la izquierda la avenida de Carlos Cano, que conduce a la parte más alta de Los Callejones. Y siguiendo por Juan de la Rosa se desemboca en la avenida de Cádiz (cerca del cementerio y el cuartel de la Guardia Civil), lo que ya supone la salida de Ubrique hacia Villamartín. Por eso, la construcción de esta vía a finales de los años 1940 supuso la creación de una verdadera "carretera Nueva" que enlazaba la de Villamartín-Ubrique con la de Ubrique-Cortes por el norte de la localidad (es decir, por donde en aquella época había casas), no por el valle, como se hace ahora (que en aquel momento estaba bastante despoblado).



Mañana

La avenida Juan de la Rosa se puede decir que es una buena calle para vivir. No hay congestión urbanística (los edificios no son altos y muchos de ellos guardan una holgada separación con los vecinos). Las vistas sobre Ubrique y la Sierra son muy buenas. Sus moradores tienen fácil la salida del pueblo por un extremo de la calle y al mismo tiempo el acceso al casco antiguo por el otro extremo y al caso moderno por la avenida de Carlos Cano, que lleva a Los Callejones. Tienen la estación de autobuses y un buen parque al lado. Gracias a su gran anchura, la calle puede ofrecer bastantes plazas de aparcamiento. Es una calle, pues, aparentemente sin carencias (como no sea la falta de locales comerciales, pues es fundamentalmente residencial), si bien se podría apuntar la mejora del acerado y plantar más árboles.

La calle tiene algún solar por edificar, o bien para convertirlo en algún lugar recreativo. Sería pena que en esta calle se construyera algún gran edificio que rompiera su fisonomía y las vitas.

Si su situación actual no pone en compromiso la seguridad, la parte del río que transcurre por un cauce natural debería dejarse así. Y cuidarse más el entorno de la estación de aguas, al lado de la fuente de los Nueve Caños.


Juan de la Rosa 2015-04-04.jpg
Fotografía de Manuel Cabello



Algunos datos

  • Situación: Noroeste de Ubrique.
  • Orientación: NE-SO (sinuosamente).
  • Relieve: Bastante llano.
  • Longitud: 400 metros aproximadamente.
  • Anchura: Es una calle muy ancha, aunque se estrecha algo en la zona del puente. En la mayor parte de su recorrido la calzada tiene unos 10 m, pero incluyendo las aceras puede llegar a los 20 e incluso 30 en su desembocadura en la avenida de Cádiz. .
  • Alturas: Los edificios son de 1, 2 y 3 plantas.
  • Numeración: Aprox. 1-71, 2-32.
  • Conexiones: Por el E, con el casco antiguo de Ubrique a través de la calle Miguel Reguera; por el O, con la salida de la localidad hacia Villamartín; por el S, con Los Callejones a través de Carlos Cano y Manuel de Falla; por el N (peatonalmente o con vehículos ligeros), con Las Cumbres y el su Instituto de Enseñanza Secundaria.
  • Edificios y servicios: Bloques de pisos de la Caja de Ahorros de Ronda; edificio de la antigua Compañía Eléctrica de la Sierra.
  • Tráfico: Según tramos; en el tramo final, en sentido de salida de Ubrique hacia Villamartín y Cádiz. .

avenida Juan de la Rosa Ubrique mapa.jpg

Imágenes

Bloque pisos caja ahorros ronda juan de la rosa ubrique.jpg
Uno de los bloques de pisos sociales que construyó la Caja de Ahorros de Ronda en la Avenida Juan de la Rosa de Ubrique (Google Street View)

Bloques de juan de la rosa ubrique.jpg
Bloques de pisos de la Caja de Ahorros de Ronda en la Avenida Juan de la Rosa de Ubrique (Google Street View)


chalets juan de la rosa ubrique.jpg
Zona de chalets con terrazas ajardinadas en la Avenida Juan de la Rosa de Ubrique (Google Street View)

eléctrica de la sierra juan de la rosa ubrique.jpg
Antigua sede de la Compañía Eléctrica de la Sierra, la que trajo la luz a Ubrique en torno a 1910 (Google Street View)

fuente 9 caños y estacion aguas benalfi ubrique.jpg


Referencias